Semilla de Chia

Semilla de Chia

  • Cantidad

    1 kg

  • Te decimos 10 poderosos beneficios de la chía

    1. Ayuda a controlar los antojos.- Las pequeñas semillas de chía son ricas en fibra y esto ayuda a reducir el apetito y sobretodo esos antojos que nos dan en cualquier momento. Dan esa sensación de saciedad que evita que comamos más.
    2. Tienen sabor a nuez.- Lo bueno de la chía es que tienen un sabor parecido al de la nuez y ese particular sabor ayuda a no dar esa sensación de querer picar entre comidas. 2 – Tienen sabor a nuez.- Lo bueno de la chía es que tienen un sabor parecido al de la nuez y ese particular sabor ayuda a no dar esa sensación de querer picar entre comidas.
    3.  Te mantiene hidratado.- Si lo que buscas es mantenerte hidratado, la chía es la mejor aliada, pues, absorbe entre 10 y 12 veces su peso en agua.
    4. 4 – Omega 3.- Tiene una gran cantidad de Omega 3 que es necesaria tener una piel y cabello sano. Además ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso central.
    5. Protege de los efectos nocivos del medio ambiente.- Todos los días nos enfrentamos a la contaminación del medio ambiente, pero la chía tiene las propiedades de darte la protección que necesitas.
    6. 6 – Aporta energías.- Si tienes una rutina exigente, entonces la chía debe ser un alimento indispensable en tu alimentación. Poseen el doble de potasio que el plátano y más proteínas que cualquier verdura.
    7. Adelgaza.- Una de sus propiedades más conocidas es que ayuda a bajar de peso. Dejar reposar la chía en el agua hace que al momento de tomarla aumente su peso diez veces más en el estómago quitando el hambre.
    8. 8– Incrementa la masa muscular.- Además de aportar energía, también otorga muchas proteínas que ayuda a aumentar la masa muscular y regenerar los tejidos.
    9. Alivia el dolor en las articulaciones.- El Omega 3 que contiene también tiene propiedades antinflamatorias, así que si sufres de dolores en las articulaciones, es mejor que consumas chía.
    10. Antioxidante.- Si estás buscando eliminar líquidos y toxinas, entonces la chía es la solución, Además regula la flora intestinal y previene la oxidación celular.
  • Maneras de preparar

    Las semillas de chia son fáciles de digerir, sus nutrientes son rápidamente asimilados por el organismo. La forma más común de comer chía es mezclando las semillas con agua, zumo o algún alimento líquido, pudiendo absorber muy rápidamente en menos de 10 minutos una gran cantidad de líquido entre 9-12 veces su volumen.

    Se formará un gel que puedes agregar a los batidos, mezclar con aliños de ensaladas, postres o simplemente tomarlo a cucharadas. Para hacer la receta del gel mezcla 1/3 de una taza de semillas más 2 tazas de agua y remueve. Lo puedes almacenar en la nevera y utilizarlo cuando quieras.

    Si mezclas las semillas con agua y agregas el jugo de un limón y azúcar puedes hacer una bebida conocida en México y América Central como "chia fresca".

    También puedes añadir a ensaladas los brotes tiernos de semillas de chia, son fácilmente digeribles y cargados de vitaminas y minerales. O puedes espolvorear las semillas directamente sobre las ensaladas o añadirlas a los cereales o lácteos, o molerlas para agregar a batidos, sopas, etc.

    Uno de los últimos descubrimientos de la industria panadera es el potencial de las semillas de chia como ingrediente en productos de panadería. "Las muestras adicionadas con chia aumentan el contenido de proteínas, lípidos y fibra dietética del producto final", destaca la investigadora Monika Haros del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA-CSIC).

    Para obtener los mayores beneficios para la salud las semillas de chía mejor consumirlas en su forma natural, en lugar de consumirlas en forma de aceite o suplemento. Como las nueces, son bajas en grasas saturadas y no contienen colesterol, pero como todos los frutos secos y semillas son más densos en calorías, por lo que es importante consumirlas con moderación.